Glossario

Pequeño glosario operístico

Aria: melodía vocal o instrumental, cantada con o sin acompañamiento, que representa el momento en el la acción se detiene y permite al personaje expresar sus sentimientos. Utilizada especialmente en la ópera, la aria es una prueba para la voz del cantante.

Ballad opera: género operístico que combina diálogos, danza y canciones populares que reelaboran las arias de las antiguas baladas. Un típico ejemplo de este estilo, muy apreciado en Inglaterra durante el siglo XVIII, es The Beggar's Opera (1728) de John Gay. El equivalente alemán es el Singspiel.

Bajo: la voz masculina más grave. El bajo generalmente se asocia a los roles de hombres sabios, ancianos, y a veces, con personajes graciosos.

Barítono: voz masculina media-baja, se asocia con una gran variedad de personajes en el siglo XVIII, y más particularmente, con los roles antagonistas del siglo XIX.

Barroco: período de la historia musical que transcurre desde la época de Monteverdi (1600) hasta la muerte de Bach (1750). Las óperas barrocas se caracterizan por sus argumentos fantasiosos y el uso libre de la decoración vocal.

Castrato: cantante con una voz intacta obtenida por castración antes de la pubertad. Los castrati conservaban su tono infantil al mismo tiempo que se benefician de un volumen más amplio gracias a los pulmones de un adulto. El virtuosismo, la extensión vocal y el poder incomparable de sus voces eran muy populares en las óperas italianas de los siglos XVII  y XVIII. Esta práctica se originó debido a la prohibición de escuchar voces femeninas en público. A finales del siglo XVIII, sin embargo, la castración se prohibió, dando lugar a la desaparición de los últimos castrati a lo largo del siglo siguiente. Hoy en día los roles de castrato los cantan los contratenores o las mezzosopranos.

Clasicismo: período entre las eras barroca y romántica, que va desde el año 1750 hasta el 1830 (aproximadamente, desde el nacimiento de Mozart hasta la muerte de Beethoven). Las óperas de esta época reintegran el texto con la música, y son mucho más refinadas que las obras barrocas.

Coloratura: una melodía muy elaborada, característica clave del bel canto italiano o de la aria de la Reina de la Noche en la ópera La Flauta Mágica (Mozart, 1791). De manera general también describe el intérprete de dicha música; originariamente los castrati, luego tanto las voces femeninas como masculinas.

Comedia musical: obra teatral que deriva de la opereta y que incluye música, canciones y bailes.

Contralto: voz femenina oscura, noble y patética, bastante poco frecuente en la ópera. A menudo está vinculada con personajes ancianos, sirvientas, madres, abuelas o brujas. “Contralto” es una palabra que describe una extensión vocal y no debe confundirse con “alto”, que hace referencia a una parte de la música coral y que no es necesariamente cantada por contraltos.

Contratenor (o soprano masculino o alto, dependiendo del tono):  voz masculina que usa el falsetto como técnica vocal. El contratenor vivió sus momentos de gloria durante el Renacimiento y el período barroco, y luego desapareció casi por completo hasta que dicha música se redescubrió durante la segunda mitad del siglo XX. No se debe confundir con “haute-contre”, que es un tenor muy agudo.

Finale: en una ópera, es la última sección de un acto o de la obra entera. Puede ser cantado por todo el conjunto de roles principales o por todos los personajes en escena.

Leitmotiv: término musical (melodía, acorde, ritmo) asociado a un personaje, idea, estado mental o lugar. Wagner los usó en sus dramas musicales no solo para enfatizar un tema, también para mostrar cómo se iba modificando a lo largo del argumento.

Libreto: el texto de una ópera, que significa literalmente “libro” en italiano. Habitualmente está escrito por un autor o poeta (llamado libretista), pero también puede tener la firma del mismo compositor.

Mezzosoprano: palabra italiana que designa “la mitad” de una soprano; es la segunda voz femenina más aguda. Con voces más profundas y cálidas que las sopranos, las mezzosopranos generalmente juegan un rol secundario, como puede ser el de mujer madura, niñera, traidora, bruja, tentadora o incluso chicos jóvenes.

Obertura: pieza musical con la que se abre o inicia una ópera, y en la que generalmente se introducen los temas principales.

Ópera: obra dramática con música y canto. Más vocal en Italia, más teatral en Alemania, más visual en Francia, la ópera se puede dividir en dos grandes ramas: la ópera seria que se asemeja a la tragedia y trata temas mitológicos o históricos, y la ópera buffa (cómica) con personajes extraídos de la vida cotidiana.

Opéra comique: obra musical francesa que contiene diálogos hablados, equivalente al Singspiel alemán o la Ballad opera inglesa. A pesar de su nombre, los temas tratados en las opéras comiques pueden ser serios, como la Carmen de Biezet (1875).

Prima donna: la “primera mujer” es la cantante que interpreta el papel principal en una ópera. El término se volvió de uso general durante el siglo XIX después de la desaparición de los castratos (“primo uomo”), dejándolas a ellas como las más populares. A menudo también se usa como sinónimo de “diva”, diosa en italiano.

Recitativo: estrofas de canto libre, en un tono más parecido a la declamación que a la canción. En la ópera, el recitativo sirve a menudo para narrar la acción y hacer avanzar el argumento, mientras que las arias ponen el acento en las emociones.

Romanticismo: período en la historia musical que sigue al clasicismo y que aproximadamente transcurre entre el 1830 y los inicios del siglo XX. Es el estilo que caracteriza el siglo XIX, especialmente las óperas de Verdi, Tchaikovski y Wagner. El rigor del clasicismo se remplaza por la libertad de expresión y la primacía de los sentimientos. 

Singspiel: obra alemana con diálogos y canto, y con un argumento más ligero o cómico. Es similar a la ópera comique francesa y la ballad opera inglesa. El rapto en el Serrallo (1782) de Mozart es un Singspiel vienés tradicional, mientras que su  La flauta mágica (1791) combina también elementos de ópera seria.

Sinopsis: el argumento de una ópera.

Soprano: la voz femenina más aguda y la que tiene los roles más grandes del repertorio. Las sopranos pueden ser heroínas trágicas, mitológicas o doncellas en apuros, pero también chicas astutas y graciosas.

Tenor: la voz masculina de pecho más aguda y popular en la ópera. Los roles de tenor van en paralelo a los de las sopranos: son el héroe o el amante, pero a veces también el enemigo.

Tessitura: la palabra italiana que designa el tejido o la textura. Describe el rango de notas que puede abarcar fácilmente un cantante. El ambitus designa la totalidad de las notas que pueden ser alcanzadas; desde la más aguda a la más grave.